viernes, 13 de marzo de 2020

ATENEO LIBRE DE BENALMADENA





                   

  
                     


                    ESTÁ USTED EN EL BLOG DE


    EL  ATENEO LIBRE DE BENALMADENA


            ASOCIACIÓN SIN ÁNIMO DE LUCRO,  QUE SE CONSTITUYE COMO 

             UN ESPACIO LIBRE DE DEBATE ABIERTO A TODOS LOS TEMAS Y 

                       SUGERENCIAS DE SUS AMIGOS Y SIMPATIZANTES



.






EN ESTE BLOG SE PUEDEN CONSULTAR LAS ACTIVIDADES CULTURALES 

PROGRAMADAS Y SU DESARROLLO. TODOS AQUELLOS AMIGOS O 

SIMPATIZANTES QUE DESEEN RECIBIR DIRECTAMENTE LA INFORMACIÓN LES 

ROGAMOS NOS ENVÍEN SU DIRECCIÓN ELECTRÓNICA A NUESTRO CORREO: 

"tertuliasateneo@hotmail.com"
  










Las sesiones de debate se celebran todos los miércoles a las 19 

 horas en el aula polivalente de la planta baja del 

EDIFICIO OVOIDE (C.M.F.P.)  en calle Generalife 6, 

Arrollo de la Miel, Benalmádena. 

La entrada es libre.




Teléfonos de contacto: 629722427 y 952446715

Dirección electrónica: "tertuliasateneo@hotmail.com"

Blog de información: "benaltertulias.blogspot.com"

Página web: "El Ateneo Libre de Benalmádena"










EL ATENEO LIBRE DE BENALMÁDENA, SE FUNDÓ EN OCTUBRE 2016

REGISTRADO CON EL Nº 12583 (DELEGACIÓN DEL GOBIERNO,MÁLAGA) (13/12/16)

INSCRITO CON EL Nº 160 (A. VECINALES AYTO. BENALMÁDENA). (26/1/17)

ES MIEMBRO DE LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE ATENEOS (20/1/18)


SU NÚMERO DE IDENTIFICACIÓN FISCAL ES: G93523249 



JUNTA DIRECTIVA:

PRESIDENTE: JESÚS LOBILLO RÍOS.

VICEPRESIDENTE: FRANCISCO QUINTANA LÓPEZ.

SECETARIO: JUAN VAZQUEZ MATEOS

TESORERA: CARMEN AÑON GARCIA

SOCIOS FUNDADORES: 

JESUS LOBILLO RIOS, FRANCISCO QUINTANA LOPEZ, LOLA RECIO BARBA,

ISABEL SANCHEZ DIAZ ARCHIBALDO SOLNIE BERRIOTTI, JUAN VAZQUEZ

 MATEOS, ROSA  BALLESTEROS GARCIA, PALOMA BALLESTEROS GARCIA Y 

PIEDAD SANCHEZ CASADO.

SOCIOS AÑADIDOS: CONCEPCION TORRES LEIVA, ARA ANTON CUENA, MANUEL 

SANCHEZ RODRIGUEZ, JUAN RAFAEL FERNANDEZ GARCIA, CARMEN AÑON 

GARCIA




Teléfonos de contacto: 629722427 y 952446715

Dirección electrónica: "tertuliasateneo@hotmail.com"

Blog de Información: "benaltertulias.blogspot.com"

Página Web: "El Ateneo Libre de Benalmádena"








Benalmádena

Jesús Lobillo Ríos y Carmen Méndez Salas serán nombrados "Benalmadenses del año 2020"

28/11/2019
Durante el pleno ordinario de noviembre, celebrado esta mañana, se ha aprobado por unanimidad considerar ‘Benalmadenses del Año 2020’ a Jesús Lobillo Ríos y Carmen Méndez Salas.

"Tanto Jesús Lobillo Ríos como Carmen Méndez Salas son personas muy queridas en Benalmádena, y con este reconocimiento queremos ensalzar la importante labor que cumplen dentro de nuestro municipio", ha valorado el alcalde de Benalmádena, Víctor Navas, que ha anunciado que la distinción se entregará durante la celebración del acto institucional del Día de Andalucía en 2020.

A través de los ‘Benalmadenses del Año’, el Pleno Corporativo Municipal de la ciudad de Benalmádena distingue anualmente a aquellas personas que han destacado por su actividad, su ejemplo cívico o su aportación a la colectividad.

"Jesús Lobillo Ríos y Carmen Méndez Salas merecen el reconocimiento general de la ciudadanía y la consideración de benalmadenses del año por su labor en el campo del tejido social e intelectual el uno, y por su magnífica labor solidaria entre los más pobres en el caso de Méndez", ha valorado el alcalde.

Jesús Lobillo Ríos nació en Córdoba en octubre del año 1943, llegando a colegiarse como médico a la edad de 21 años en la misma ciudad de Córdoba, trasladándose posteriormente a Madrid, donde llegó a desempeñar de jefe de Sección del departamento de rehabilitación del hospital Ramón y Cajal.

Empedernido lector, melómano y viajero, destaca por su carácter amable, paciente y reflexivo. Casado y con tres hijos, se instala en Arroyo de la Miel, donde se introduce rápidamente en la vida cultural de la ciudad. En 2016 funda junto a otras personas el Ateneo Libre de Benalmádena, y desde entonces éste viene funcionando con regularidad y ha incorporado a Benalmádena al movimiento de ateneos.


28-2-2020






jueves, 12 de marzo de 2020

EL ATENEO LIBRE DE BENALMADENA SUSPENDE SUS ACTIVIDADES


EL ATENEO LIBRE DE BENALMADENA SUSPENDE SUS ACTIVIDADES


Queridos amigos:

En atención a las noticias sobre la evolución de la pandemia Covid-19 y atendiendo a las solicitudes de colaboración de nuestras autoridades sanitarias en un intento consciente de intentar cortar las vías de transmisión del coronavirus, este Ateneo suspende cautelarmente sus actividades al menos durante los próximos 15 días, salvo que la evolución de dicha pandemia imponga forzosamente un aumento de las precauciones.

Lamentamos mucho esta decisión que altera profundamente nuestro programa de difusión cultural esperando de la comprensión de todos nuestros amigos que entenderán la causa de fuerza mayor que ajena a nuestra voluntad nos obliga a esta cancelación temporal.

Gracias a todos. Un afectuoso saludo.

El Ateneo Libre de Benalmádena (Comunicado).

"BLOCKCHAINE"(LAS CRIPTOMONEDAS)

                                           MIÉRCOLES 18 DE MARZO DE 2020


miércoles, 11 de marzo de 2020

"ENOLOGÍA DEL VINO DE JEREZ"

                                               MIÉRCOLES 11 DE MARZO DE 2020


ENOLOGÍA DEL VINO DE JEREZ
Resumen de la charla: Introducción al proceso de elaboración de los vinos del marco de Jerez. Daremos un breve paseo por el proceso de elaboración, destacando aquellos aspectos que inciden de forma determinante en el carácter, aroma, sabor… de los vinos de la denominación de origen Jerez, tomando como punto de partida las peculiaridades de la tierra donde arraigan las viñas, pasando por la importancia del clima, la arquitectura de las bodegas, etc., para terminar con la presentación de las distintas variedades reconocidas por el Consejo Regulador, ente encargado de garantizar la calidad de los caldos.














Juan Vazquez Mateos es jerezano de nacimiento e Ingeniero de Telecomunicación. 


 

Aforo: 25 asistentes




jueves, 27 de febrero de 2020

LOS PELIGROS DE LAS RADIACIONES DOMÉSTICAS

                                                  MIÉRCOLES 4 DE MARZO DE 2020



            LAS RADIACIONES DOMÉSTICAS

Las radiaciones son emisiones de energía que, como tales, tienen efectos sobre los seres vivos. En el mundo actual, dado que el ser humano ha desarrollado una inmensa cantidad de aparatos emisores de radiación, la población está inmersa en un enorme espacio de radiaciones de todo tipo. Hablamos de la contaminación de gases, plásticos y del llamado efecto invernadero, pero, hasta ahora, no hemos tenido en cuenta esta gran contaminación producida por las radiaciones. Pensemos en las grandes cantidades de emisores de radiación como, por ejemplo, los aparatos electrodomésticos, los aparatos de radio y televisión, el WIFI, los vehículos automóviles y todos aquellos que utilizan la electricidad para su funcionamiento, los equipos que producen sonido o luz, todos ellos emiten radiaciones de distintos niveles de energía, todos ellos añadidos a las de origen natural, como las radiaciones solares, el campo magnético de la Tierra, algunos fenómenos naturales, como las tormentas, y, en menor medida, los materiales radioactivos que contiene la Tierra y los seres vivos. y que pueden afectar en un grado u otro a nuestra salud.
En esta tertulia describiremos el concepto de radiación, los distintos tipos de radiación y sus posibles efectos sobre los seres vivos.










Francisco Quintana Lopez es Ing. Ind. y Vicepresidente del Ateneo



                                   "LOS OELIGROS DE LAS RADIACIONES DOMÉSTICAS"


Comparativa de las longitudes de onda con figuras, relación con las frecuencias y temperaturas

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b3/EM_Spectrum_Properties_es.svg/1024px-EM_Spectrum_Properties_es.svg.png





https://e00-elmundo.uecdn.es/elmundo/2019/graficos/sep/s4/metal360.jpg

RADIACION. 

Definición. Radiación es una emisión de energía.

Existen distintos tipos de radiación: calorífica, acústica, nuclear, electromagnética

Hay dos clasificaciones generales.

Primera clasificación: Se pueden clasificar como Radiación natural o radiación artificial (no natural).

La radiación natural es toda aquella que se produce por fenómenos naturales, radiación del sol, de las estrellas y, en general, del universo, radiación de la propia Tierra por yacimientos de materiales radioactivos, desprendimiento de gases radioactivos, las emisiones de los productos de los volcanes (calor, luz, ruidos (radiación acústica) y gases radioactivos).
A las radiaciones naturales hemos estado expuestos durante la vida en este planeta.

Las radiaciones artificiales son aquellas que tienen origen en la invención humana, como, aparatos de telefonía (teléfonos móviles), radio y televisión, electrodomésticos, vehículos a motor y las instalaciones industriales de distintas actividades (petroquímicas, siderurgia, fábricas de componentes, centrales eléctricas, etc)
Estamos expuestos a estas radiaciones desde el momento en que se han fabricado y cuando son usados.



Segunda clasificación: Radiación ionizante o no ionizante.
La diferencia entre una y otra no es más que el nivel de energía de la radiación.

Las radiaciones ionizantes tienen la capacidad de ionizar a los átomos (ganar o perder electrones) y, por diferencia, las no ionizantes no tienen esa capacidad.
Ejemplos de las radiaciones ionizantes son: Rayos ultravioletas, Rayos X, radiación nuclear (partículas alfa y beta)
Emisión de neutrones (neutrones térmicos). Son producidos por la fisión de átomos por bombardeo de partículas.

Las radiaciones no ionizantes terminan en la frecuencia del color violeta.  A partir de este valor comienzan las ionizantes.
Ejemplos de radiaciones no ionizantes son: Las ondas de radio, televisión y telefonía, las llamadas microondas, los infrarrojos (por debajo del color rojo, (menor frecuencia), óptica producida por concentración de esa energía (laser), cósmicas y las producidas por el campo magnético de la Tierra, incluidos los producidos por los distintos minerales que contiene tanto en su corteza como en los seres vivos (magnetita).




Descripción de las más importantes

Electromagnéticas.

La luz no es más que una radiación electromagnética cuyas frecuencias están comprendidas en el rango de visibilidad de nuestros aparatos visuales. Las más bajas corresponderían al color rojo y las más altas al violeta.
Por debajo o encima de estos valores el aparato visual no puede detectar esas radiaciones, por tanto, no la consideramos luz, porque no las vemos.
Dentro de este grupo podemos incluir el llamado Laser, que no son más que radiaciones de luz (haz de luz coherente).

Existe también la producida por el magnetismo, como es la del campo magnético de la Tierra.

Los sistemas de detección (radares) funcionan con esta radiación. Radio, televisión y telefonía inalámbrica (teléfonos móviles) funcionan, también, por esta radiación. Son frecuencias inferiores a la luz visible.

Térmicas. Son producidas por la emisión de radiación electromagnética de un cuerpo caliente. Los colores que podemos ver en los fuegos son de este tipo de radiación.

Acústicas. Son las que revelan un ruido, un sonido, están en el rango de percepción de nuestro aparato auditivo. Existen radiaciones fuera de ese rango, por ejemplo, los ultrasonidos, que no son más que radiaciones con frecuencias más altas no audibles por el ser humano.

Nucleares. Son producidas por emisión de partículas atómicas, fundamentalmente partículas alfa y beta.

Rayos cósmicos. Radiación solar. Proceden del exterior de la Tierra y, particularmente de nuestro sol.


Radiaciones no ionizantes. Daños que pueden producir

Las radiaciones no ionizantes sí que pueden tener efectos biológicos en las personas expuestas dependiendo de la frecuencia de emisión y la cantidad de energía recibida.

La luz. Natural y artificial. Emisiones de radiación, luz blanca, amarilla o azul. Incandescencia, fluorescente, led.
Estos no producen daños apreciables

Radiaciones ultravioletas. El sol es la fuente natural de estas radiaciones. En la industria pueden ser generadas y llegar a una frecuencia alta, lo cual puede alcanzar el nivel de ionizantes.
Pueden producir daños en la piel como quemaduras, erupciones e incluso provocar cáncer de piel.

Radiaciones laser. En el laser se produce una concentración de energía en una zona muy reducida y, de esta intensidad concentrada, nacen los principales riesgos. Afectan sobre todo a los ojos, por lo que es obligatorio usar los láseres con protección óptica. Dependiendo del tipo de láser manejado, los riesgos asociados varían.

Radiofrecuencias y microondas: Son producidas por los equipos de radio y telefonía (radiofrecuencias). Hay un tipo específico de microondas que se producen en equipos especiales.
Producen un aumento de la temperatura de la piel y de las zonas en las que inciden y, por tanto, pueden producir quemaduras.




Ordenados de menor a mayor energía se pueden resumir los diferentes tipos de ondas electromagnéticas de la siguiente forma:

Campos eléctricos y magnéticos estáticos (imanes, conductores eléctricos).
 (Lámparas solares, lámparas de insolación industrial, etc.).
Las Radiaciones Ultravioletas pueden producir afecciones en la piel (eritemas) y conjuntivitis por exposición de la piel y los ojos, respectivamente; la Radiaciones Infrarrojas puede lesionar la retina o producir opacidad del cristalino del ojo y daños en la piel por cesión de calor.

Las microondas son especialmente peligrosas por los efectos sobre la salud derivados de la gran capacidad de calentamiento que poseen, al potenciarse su acción cuando inciden sobre las moléculas de agua que forman parte de los tejidos.
Con menor facilidad logran el efecto de calentamiento de los tejidos las ondas electromagnéticas correspondientes a la Radio Frecuencia y Muy Baja Frecuencia.

Respecto a los Campos eléctricos y magnéticos estáticos y Ondas electromagnéticas de Extremadamente Baja Frecuencia, se sabe que pueden tener efectos nocivos en el sistema nervioso y cardiovascular.

La radiación Láser consiste en un haz direccional de radiación visible, ultravioleta o infrarroja, diferenciándose de ésta en que su emisión corresponde a una frecuencia muy concreta (dentro de la banda correspondiente) y no a una mezcla de varias, como ocurre cuando se habla de una radiación visible UV o IR.




CAMPOS ELECTRICOS Y MAGNETICOS

En los últimos años se ha acrecentado el interés por los efectos biológicos y posibles consecuencias para la salud de los campos eléctricos y magnéticos débiles de baja intensidad. Se han presentado estudios sobre los campos magnéticos y el cáncer, sobre la reproducción y sobre las reacciones neurológicas y de comportamiento. Seguidamente se facilita un resumen de lo que sabemos y que, en general, aún requiere ser investigado.

Cáncer

Estudios epidemiológicos sobre leucemia infantil y exposición residencial a líneas aéreas de tendido eléctrico parecen indicar un ligero aumento del riesgo, y se han notificado riesgos de leucemia y tumores cerebrales en profesiones “eléctricas”.
No obstante, aún no están claras las características de la exposición, por ejemplo, en lo referente a la frecuencia de los campos magnéticos y la intermitencia de la exposición.

Reproducción, con especial referencia a las consecuencias para el embarazo.  En estudios epidemiológicos se han notificado consecuencias adversas y cáncer infantil tras exposición materna y también paterna a campos magnéticos.

Reacciones neurológicas y de comportamiento

Estudios con voluntarios jóvenes parecen indicar alteraciones fisiológicas tales como disminución de la frecuencia cardiaca y alteraciones del electroencefalograma (EEG) tras la exposición a campos eléctricos y magnéticos relativamente débiles. También se describen síntomas asociados con el sistema nervioso, como cefalea, mareos, fatiga y debilidad, hormigueo y pinchazos en las extremidades, falta de aliento, palpitaciones, transpiración abundante, depresiones y fallos de memoria.



Niveles de Exposición

La exposición a campos se produce en todos los ámbitos de la sociedad: en el hogar, en el trabajo, en las escuelas y por el funcionamiento de medios de transporte en los que se emplee de alguna forma electricidad.
Allí donde hay conductores eléctricos, motores eléctricos y equipo electrónico, se crean campos eléctricos y magnéticos.

Muchas personas se hallan expuestas a niveles superiores a 0,4 µT (microtesla), aunque durante períodos más breves, en sus hogares (debido a radiadores, afeitadoras, secadores de pelo y otros aparatos electrodomésticos, o a corrientes parásitas a causa de desequilibrios en el sistema de puesta a tierra eléctrica de los edificios o mientras viajan en trenes y otros medios de transporte de propulsión eléctrica. Se desconoce la importancia que reviste esta exposición intermitente.




RADIACION ULTRAVIOLETA

Del mismo modo que la luz se divide en colores que pueden verse en un arco iris, la RUV se subdivide en componentes
comúnmente denominados UVA, UVB y UVC. Las longitudes de onda de la luz y la RUV suelen expresarse en nanómetros (nm); 1 nm es la milmillonésima parte del metro. La UVC (RUV de muy corta longitud de onda) de la luz solar es absorbida por la atmósfera y no llega a la superficie terrestre. La UVC solo se obtiene de fuentes artificiales, tales como lámparas germicidas, que emiten la mayor parte de su energía a una sola longitud de onda (254 nm) que es muy eficaz para matar bacterias y virus sobre una superficie o en el aire.
La UVB es la RUV biológicamente más perjudicial para la piel y los ojos, y aunque la mayor parte de esta energía (que es
un componente de la luz solar) es absorbida por la atmósfera, produce quemaduras solares y otros efectos biológicos. La RUV de larga longitud de onda, la UVA, se encuentra normalmente en la mayoría de las lámparas y es también la RUV más intensa que llega a la Tierra. Aunque la UVA puede penetrar profundamente en el tejido, no es tan perjudicial biológicamente como la UVB, ya que la energía individual de los fotones es menor que en la UVB o la UVC.



Fuentes de radiación ultravioleta

Luz solar

La energía de la radiación solar está muy atenuada por la capa de ozono de la Tierra, que limita la RUV terrestre a longitudes de onda superiores a 290-295 nm. La energía de los rayos de corta longitud de onda (UVB), más peligrosos, de la luz solar depende considerablemente de su trayectoria oblicua en la atmósfera, y varía con la estación y la hora del día, cuanto mayor es la inclinación del sol mayor longitud de onda, por lo que se hacen menos dañinos.

Fuentes artificiales

Entre las fuentes artificiales más importantes de exposición humana están las siguientes:

Lámparas de luz negra. Las lámparas de luz negra son lámparas especializadas que emiten predominantemente en la región del UV, y por lo general se utilizan, para la autentificación de billetes de banco y documentos, y para efectos especiales en publicidad y discotecas. No plantean ningún riesgo de exposición considerable para los humanos.

Tratamiento médico. Las lámparas de RUV se utilizan en medicina para diversos fines de diagnóstico y terapéuticos. Los niveles de exposición del paciente varían considerablemente según el tipo de tratamiento.

Bronceado cosmético. Existen camas solares en las que los clientes pueden broncearse por medio de lámparas especiales que emiten principalmente en la región del UVA. El uso habitual de una cama solar puede contribuir considerablemente a la exposición cutánea anual tanto del cliente como del personal. El uso de medios de protección ocular tales como gafas de seguridad o gafas de sol es obligatorio para el cliente y personal.

Alumbrado general. Las lámparas fluorescentes son de uso habitual en el entorno doméstico. Estas lámparas emiten pequeñas cantidades de RUV y solo contribuyen en un pequeño porcentaje a la exposición de la radiación UV. Las lámparas de tungsteno halógenas se utilizan en el hogar o para diversos fines de alumbrado y exhibición. Las lámparas halógenas sin apantallar pueden emitir niveles de RUV para causar graves lesiones a cortas distancias. Colocando sobre ellas filtros de vidrio se elimina este riesgo.



RADIACION INFRARROJA

La radiación infrarroja es la parte del espectro de radiación no ionizante comprendida entre las microondas y la luz visible.
Es parte natural del entorno humano y por lo tanto las personas están expuestas a ella en pequeñas cantidades en todas las situaciones de la vida diaria, por ejemplo, en el hogar o durante las actividades recreativas realizadas al sol.

Conceptos y magnitudes

Las longitudes de onda de la radiación infrarroja (IR) están comprendidas entre 780 nm y 1 mm. Esta banda se subdivide en tres rangos: IRA (de 780 nm a 1,4 µm), IRB (de 1,4 µma3 µm) e IRC (de 3 µm a 1 mm).
Esta subdivisión se ajusta de manera aproximada a las características de absorción dependiente de la longitud de onda de la IR en el tejido y a los diferentes efectos biológicos resultantes.

La longitudes de onda entre 400 y 760 nm,  provocan una respuesta visual en la retina  
Estas son el componente esencial de la emisión de las lámparas de iluminación, las pantallas de visualización y una gran variedad de dispositivos de alumbrado.
La radiación infrarroja de longitudes de onda de 760 nm a 1 mm se denomina también comúnmente radiación térmica (o calor radiante), y es emitida por todos los objetos calientes (motores calientes, metales en fusión, lámparas eléctricas incandescentes, sistemas de calefacción radiantes y diversos equipos electrónicos.




Anexo I. Datos sobre las frecuencias y longitudes de onda de las radiaciones

Dado que la energía de una onda es proporcional a la frecuencia de la misma, damos rangos de valores de estas frecuencias. Cuanta más frecuencia tenga una onda mayor valor tiene su energía y, por tanto, más daño puede causar.

Para la medición de las ondas electromagnéticas de utiliza el Hercio, (una vibración completa por segundo), o sea, un ciclo completo por segundo.

Campos electromagnéticos de 0 Hz hasta 300 GHz: son radiaciones ELF (bajas en extremo, de 0 Hz a 30 kHz), radiofrecuencias (30 kHz a 300 MHz) y las microondas (300 MHz a 300 GHz).

Radiaciones ópticas de 300 GHz a 1.660 THz: infrarrojos (300 GHz a 400 THz), visibles (400 THz a 750 THz), ultravioletas (750 THz a 1.660 THz).

Los rayos ultravioletas se dividen, según su rango de longitud de ondas, en tres tipos Tipo A, de 400 a 315 nanómetros, Tipo B, de 315 a 280 nanómetros y Tipo C, de 280 a 100 nanómetros.

Ondas electromagnéticas de Muy Baja Frecuencia. El intervalo de frecuencias es de 3 a 30 Kilohercios.

Radio de 0,5 MHz a 100 MHz; Televisión de 50 a 800 MHz; Móviles de 800 MHz a 900 MHz; Antenas de móviles, de 1800 MHz a 2200 MHz; Mandos de puertas, 40 MHz a 80 MHz.

Límites de aproximación a antenas: Móviles, de 1 a 2 metros; Televisión, 15 metros, Radio, 30 metros; Televisión UHF, 40 metros

Microondas (MO). Ondas electromagnéticas entre 1 y 300 Gigahercios.

Infrarrojos (IR). Ondas electromagnéticas entre 300 Gigahercios y 385 Terahercios (1 Terahercio = 1000 Gigahercios). (Lámparas de infrarrojos, material candente, etc.).

Luz visible. Ondas electromagnéticas entre 385 y 750 Terahercios.

Ultravioleta (UV) no ionizante. Ondas electromagnéticas entre 750 y 3000 Terahercios.


NORMATIVA BASICA

RD 1066/2001 (BOE 29/9/01) Reglamento que establece condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas

Recomendación del Consejo 1999/519/CE, de 12 de julio de 1999, relativa a la exposición del público en general a campos electromagnéticos (0 Hz a 300 GHz) y Directiva 2004/40/CE sobre Disposiciones mínimas de Seguridad y Salud relativas a la exposición de los trabajadores a campos electromagnéticos

UNE-EN 170:2003 Protección individual de los ojos. Filtros para el ultravioleta. Especificaciones del coeficiente de transmisión (transmitancia) y uso recomendado.

UNE-EN 60825-1/A2:2002 Seguridad de los productos láser.

UNE-EN 207:1999 Protección individual de los ojos. Filtros y protectores de los ojos contra la radiación láser.

UNE-EN 208:1999 Protección individual de los ojos. Gafas para los trabajos de ajuste láser y sistemas láser.

ICNIRP. International Commission on Non Ionizing Radiation Protection.Guidelines for limiting exposure to time- varying electric, magnetic, and electromagnetic fields (up to 300 GHz). Health Physics. Vol 74, Num 4 (494-522) 1998

TLVs THRESHOLD LIMIT VALUES and BIOLOGICAL EXPOSURE INDICES for 2004. American Conference of Governmental Industrial Hygienists. Cincinnati. 2004.


NTP – 261, Láseres, riesgos en su utilización.


Aforo: 35 asistentes









miércoles, 26 de febrero de 2020

INICIACION A LA GENÉTICA

                               MIÉRCOLES 26 Y JUEVES 27 DE FEBRERO DE 2020


                                             " INICIACION A LA GENÉTICA"


LAS TERTULIAS DEL ATENEO
INICIACIÓN A LA GENÉTICA
JORNADAS MONOGRÁFICAS 26 Y 27 DE FEBRERO 2020
Resumen
26/2/2020:  Jornada dedicada a las bases de la Genética  
27/2/2020:  Jornada dedicada a las bases y últimas novedades de la Epigenética

CONOCIMIENTOS BÁSICOS DE GENÉTICA 
Para comprender el funcionamiento básico de nuestro organismo es necesario, no solo conocer las estructuras ligadas a la función de transmisión de la herencia, también es preciso entender cómo funcionan. Para ello es necesario disponer de unos conceptos básicos en diferentes disciplinas científicas. Estos conceptos se darán a conocer mediante un método visual, sencillo, por imágenes, que nos ayudarán a conocer tanto la terminología genética, como el funcionamiento de las estructuras implicadas en la transmisión de la herencia genética.

Conceptos:  definidos en base a imágenes
·         Químicos: elemento químico, molécula, producto químico, enlace, reacciones químicas, catalizadores. ADN, ARN, Bases Púricas, química de las Histonas y de la Cromatina.
PROTEINAS.
·         Citológicos: tejidos, célula. Ubicación y funciones del núcleo y citoplasma, de las mitocondrias y ribosomas, de las histonas y cromatina en los cromosomas. GEN, tipos de genes, locus/loci. 
División celular: mitosis y meiosis.
·         Tipos de Genética: molecular, mendeliana, de poblaciones…
·         Mecanismos de transmisión de la información genética

CONOCIMIENTOS BÁSICOS DE EPIGENÉTICA
La epigenética se refiere a una variedad de procesos que afectan la expresión génica independientemente de la secuencia de ADN real.
 Los mecanismos epigenéticos son un "traductor" del medio ambiente a nuestro organismo y son capaces de modificar la expresión de los genes al funcionar como un registro del entorno: son la memoria del medio ambiente al que estuvieron expuestos los individuos.
Bien podría decirse que el buen humor, el estrés, la alimentación saludable y los buenos o malos hábitos en general modifican la expresión génica, la salud y afectan a los caracteres transmitidos hereditariamente.
Conceptos:  definidos en base a imágenes
·         Epigenética, de las histonas y cromatina. Conceptos de metilación y etilación
·         ARN y sus efectos epigenéticos. MicrosARN.
·         Caracteres transmitidos y ligados a la epigenética.
·         Ejemplos de áreas en las que los mecanismos epigenéticos han sido implicados en la función del sistema nervioso humano. Aprendizaje y memoria, respuesta al stress, Alzehimer, trastorno bipolar, depresión, envejecimiento cognitivo











c





jueves, 13 de febrero de 2020

"MUJERES QUE CONSTRUYEN LA PAZ. UN PASEO POR LA HISTORIA" (LA VIOLENCIA MACHISTA EN EL CINE ESPAÑOL)

                                                   MIÉRCOLES 19 DE FEBRERO

              "MUJERES QUE CONSTRUYEN LA PAZ. UN PASEO POR LA HISTORIA"

                 

MUJERES QUE CONSTRUYEN LA PAZ. UN PASEO POR LA HISTORIA.

El camino hacia la paz nace de enfrentar la impunidad, la injusticia, la militarización, la discriminación, la violencia de género, la pobreza y de defender los derechos humanos y la naturaleza entre otras muchas cuestiones. 
La paz tiene que ver con una manera de hacer, una forma de enfrentarse a los conflictos desde la no violencia, desde la creatividad, inventando nuevas formas de actuar y de crear puentes. Es un alegato por la vida. Como dice María Zambrano  “La paz es mucho más que una toma de postura: es una auténtica revolución, un modo de vivir, un modo de habitar el planeta, un modo de ser persona”.
Construir la paz requiere deslegitimar el uso de la violencia, desenmascarar las estructuras que alimentan las desigualdades y trabajar para que se desprecien socialmente. El pacifismo es uno de los pilares del feminismo, un movimiento social noble, a veces mal entendido y peor interpretado.












María Dolores Ramos Palomo es Catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga.  
En 1986 fue merecedora del Premio de Historia Social Diaz del Moral por Burgueses y proletarios malagueños. Estancamiento económico y lucha de clases en la crisis de la Restauración.
1988: Fundadora del Seminario de Estudios Interdisciplinarios de la Mujer (UMA)
1989: Fundadora Seminario de Fuentes Orales
          Grupo de Investigaciones Históricas Andaluzas en la Universidad de Málaga.
1990 Premio Nacional Emilia Pardo Bazán.
1991: Fundó la Asociación Española de Investigación Histórica de las Mujeres
          Equipo de Investigación Arenal,
1995: recibió la Medalla de Oro del Ateneo de Málaga, que comparte con las demás compañeras del Seminario de Estudios Interdisciplinarios de la Mujer. Es miembro de la Academia Andaluza de la
Historia.
Imparte cursos de posgrado en los Másteres de Género de la Universidad de Oviedo, Universidad Menéndez Pelayo, Universidad Complutense, CSIC, Universidad Pablo Olavide de Sevilla, Universidad de Granada, Universidad de Cádiz, Universidad de Sevilla, Universidad de Cantabria, Universidad de Santiago y Universidad de Málaga.
Codirigió la Titulación Experta en Género e Igualdad de Oportunidades (2000-2005) y el Doctorado de Calidad Relaciones de género, sociedad y cultura en el ámbito mediterráneo (1994-2008) en la Universidad de Málaga.
Forma parte del comité científico de varias colecciones editoriales y revistas especializadas españolas y latinoamericanas. Ha dirigido una treintena de proyectos de Investigación de I+D+i, tesis doctorales y otras investigaciones. Así mismo, ha promovido proyectos, estancias e intercambios académicos con la Universidad de Santiago de Oriente (Cuba), Universidad de la República, Montevideo (Uruguay) Universidad Nacional de Cuyo, Mendoza (Argentina), Universidad de Guadalajara (México) y El Colegio de Michoacán (México).
Es autora de más de un centenar de trabajos sobre Historia de género
En 2019 recibió el Premio Meridiana otorgado por el Instituto de la Mujer




Esta tertulia no pudo celebrarse por la ausencia impredecible de la Profa. Ramos.
En su lugar la Dra. Rosa Ballesteros dirigió el tema de "La violencia machista en el cine español"






LA VIOLENCIA MACHISTA EN EL CINE ESPAÑOL
(La importancia del cine como difusor de ideas)

Dra. Rosa M. Ballesteros García
rosaballesteosgacia@gail.com

CINE, CINE, CINE, POR FAVOR (PARA DENUNCIAR)

Partiendo de la premisa que el cine es una “construcción social”, el tema que proponemos tiene como objetivo, a través de una serie de películas realizadas en España, visibilizar ―partiendo cronológicamente del cine mudo hasta el presente, pasando por los años de la posguerra y el tardofranquismo―, de qué forma se perpetúan los roles, los valores y las jerarquías que continúan aún instaladas en nuestra sociedad y que reflejan el papel asignado a las mujeres a través de sus personajes, que no por ser ficticios son menos reales.
Encontramos en las tramas de estas películas mujeres de toda condición, edad y clase social: filósofas, jóvenes de clase media, madres enloquecidas porque les han arrebatado el hijo, prostitutas supervivientes de la posguerra y prostitutas que también sobreviven en un mundo que las desprecia y también mujeres a quienes el marido o el compañero les hacen la vida imposible y jovencitas inexpertas, prostituidas por un proxeneta que, finalmente abandona a su suerte y que acaban, en no pocos casos, asesinadas. Todas ellas son, de una forma u otra, víctimas del machismo y la violencia de un sistema patriarcal que, desgraciadamente, no acaba de superar ese nuevo papel que la sociedad demanda.
De todos los medios de comunicación de masas el cine es, sin lugar a dudas, el pionero en impregnarse y proyectar elementos para realimentar a la sociedad, de la que procede y a quien sirve. El cine fue el primer medio en realizar esta tarea, inmediata y visual, al mismo tiempo que recogía el testigo de la tradición literaria y teatral, masificando y ampliando la función de ambas. El cine nació como un espectáculo popular, con un mayor radio de influencia que el teatro o la literatura consumidos, en gran parte, por minorías ilustradas, especialmente el literario. Sintéticamente, parafraseando al historiador de cine J. L. Sánchez Noriega, se trata de un fenómeno resumido en dos palabras: trasvase cultural.
Por otra parte, desde sus inicios, las historias transmitidas a través de la “gran pantalla” han afectado a generaciones de espectadores gracias, en gran medida, a las imágenes, los argumentos, los contenidos, las ideas plasmadas a través de sus diálogos y, lo que es más expresivo, al juego de la imaginación, pues ésta, como ya la definió Octavio Paz, es “deseo en movimiento”. Incluso, durante los primeros años de ese arte nuevo, la época del cine mudo, también conocido como “la magia del silencio” ejerció su fascinación sobre el público.
También se ha escrito que los valores, los roles y, como es natural, las jerarquías en todos los órdenes propios de las sociedades y sus épocas se reflejan y se reproducen en el mundo del cine y también que el cine es una construcción social “dentro del círculo del arte”. Siguiendo esta línea, y parafraseando al profesor Pierre Bourdieu[1], son las ideas masculinas las que dominan este arte al legitimar, a través de sus contenidos, ciertos valores asociados al patriarcado tales como el poder, el sexo, la violencia o el dinero. En otras palabras: el poderío que ejercen los mitos sociales en función de si se es hombre o mujer. De su influencia, y del imán ejercido sobre los espectadores, el académico Francisco Ayala, años antes, ya lo había descrito en estos versos: “El cine era la nueva cosa estupenda. Todas las fotografías se ponían en movimiento, y los paletos hacían un viaje a la ciudad para ver lo nunca visto” (1929 14-15)[2]. Una experiencia extraordinaria que ha ido impregnando la memoria colectiva e individual de la ciudadanía, como describe claramente el escritor Julio Llamazares a través de las páginas de su novela Escenas de cine mudo, publicada en 2006, a través de metáforas tales como el asociar esta transcendencia de lo mítico a una oscura mina que se esconde en nuestro cerebro y que, poco a poco va esclareciéndose. Hipnotizados por el nuevo invento surgieron poemas como el de Vicente Aleixandre: “Venías cerrada, hermética/ a ramalazos de viento/ crudo, por calles tajadas/ a golpe de rachas, seco”; o del maestro Pedro Salinas: “Al principio nada fue/ Ni el agua para en ella el pez/ Ni la rama del árbol para la fatigada/ala del pájaro […] Al principio nada fue. / Sólo la tela blanca/ y en la tela blanca, nada...”. Finalmente, uno de nuestros primeros cinéfilos: Guillermo de Torre, que compara al nuevo invento con “Subterráneas locomotoras. Constelaciones de aviones. Sierpes de automóviles. Ramilletes de hélices”.
En esta línea de escritores cinéfilos se encuentran nombres, entre otros, como Benavente, Muñoz Seca, Martínez Sierra, Arniches, Marquina, los Álvarez Quintero o Rafael Alberti, que escribe: “Yo nací  ̶ ¡respetadme ̶ ! con el cine”; También se han adaptado obras de novelistas como José Francés (La danza del corazón, dirigida en 1953 Ignacio F. Iquino);   Eduardo Zamacois (El otro, 1919, dirigida por José M. Codina);  Pérez Lugín (La casa de la Troya, dirigida en 1925 por Alejandro Pérez); Wenceslao Fernández Flores (El malvado Caravel, dirigida en 1935 por Edgar Neville. Un caso paradigmático y prolífico fue Vicente Blasco Ibáñez, autor, guionista y director en 1917 de su propia obra, la popular Sangre y arena, entre la veintena de novelas que se llevaron al cine, al margen de las series producidas para la TV. Varios de ellos también ejercieron como críticos. Otros llegarían a viajar a la Meca del cine, Hollywood, como fueron escritores y dramaturgos como, Gregorio Martínez Sierra, Edgar Neville, José López Rubio o Miguel de Zárraga, por citar algunos nombres. En contrapartida, también hubo cinéfobos, especialmente elementos de la Iglesia, pero también intelectuales con Eugenio D´Ors, que enfatizaban sus fobias basándose en la perniciosa influencia ejercida, especialmente, sobre la infancia. Sobre su poder, el poder que este medio ejerce sobre las masas, y su capacidad de volcar voluntades, podríamos escribir largamente. Por poner un ejemplo nacional, en 1936, apenas desencadenada nuestra Guerra (in) Civil, leemos en el periódico anarquista Tierra y Libertad:

El cinema es un arma formidable, a veces noble, a veces insidiosa y traicionera, filtro envenenado. No basta con decir que el cinema es arte y quedarse tan tranquilos, no. Es preciso reconocer su fuerza  persuasiva y su poder de coacción”[3].

Incidiendo en la atracción que la literatura ha ejercido con el cine, no podíamos dejar de citar a las obras que han utilizado para sus argumentos algunas de las obras realizadas por nuestras escritoras: Pardo Bazán, Concha Espina, Luisa Alberca, Rosa M. Aranda, Aurora Bertrana, Fernán Caballero, Caterina Albert o Encarnación Aragoneses (la “Elena Fortún” autora del personaje de “Celia”) por citar algunos nombres (Ballesteros, 2010-2011).
Sobre el cine y su incidencia vamos a poner el acento en un tema verdaderamente grave y preocupante: la violencia y el sometimiento ancestral que ha venido ejerciendo el patriarcado contra las mujeres. Cada vez es más frecuente en el cine descubrir aspectos que tienen que ver con la situación actual de media humanidad, desde puntos de vista muy dispares, en idiomas diferentes y sobre contextos muy diversos. Tiene mucho que ver, a nuestro parecer, el número de mujeres cineastas: directoras, guionistas, actrices, productoras; en definitiva, profesionales varias cuyo número crece imparablemente en todos los países y por ello las películas, las historias que cuentan reflejan cada vez, con mayor énfasis, otra forma de plantear el mundo y sus conflictos desde un punto de vista más diverso y complementario. En este sentido no podemos pasar por alto el enorme movimiento Me Too liderado por un buen número de actrices y cineastas, algunas reconocidas mundialmente, que han puesto en el ojo del huracán las agresiones y el acoso sexual que sufren las profesionales, especialmente las actrices. Es opinión general que estas conductas se insertan en el marco del abuso de poder y es responsabilidad de todos impedirlo si bien, por otro lado, el observar que cada vez más hombres condenan estas conductas, entre ellos varios cineastas, y es de rigor hacer esta referencia. Todo ello está relacionado con el “macro-machismo” más visible y salvaje, pero toda la historia del mundo de la cinematografía está impregnada de “micro-machismos”, mucho más difícil de detectar.  
Espigando en la cinematografía de nuestro país, y centrándonos en el tema central que nos ocupa, hemos seleccionado las obras de directores como Pedro Olea (1938), Javier Balaguer (1961), Benito Zambrano (1965), Fernando León de Aranoa (1968), Alberto Rodríguez (1971) o Alejandro Amenábar (1972), completando la selección con profesionales más veteranos (ya desaparecidos) como Florián Rey (1894-1962), Juan A. Bardem (1902-1922), Vicente Lluc (1913-1995) o Miguel Picazo (1927-2016). Junto a ellos, la actriz y directora Icíar Bollaín (1967), estrella solitaria de nuestra selección, pues hemos querido poner en valor una filmografía hecha por hombres que han sabido plantear historias de gran calado y protagonismo femenino, aunque, en líneas generales, salvo excepciones, están reproduciendo a través de sus historias una realidad incontestable. De las películas seleccionadas cuatro de ellas: Calle Mayor (Juan A. Bardem, 1956), Tesis (Alejandro Amenabar,1996), Solas (Benito Zambrano, 1999) y Te doy mis ojos (Icíar Bollaín, 2003) han sido incluidas entre las 35 mejores películas de la cinematografía española por la prestigiosa base de datos internacional de cine (IMDB).
 En la línea de ocultamiento y de violencia subterránea contra las mujeres, Mary Bearn, afirmaba que el silencio se ha documentado a partir de los documentos clásicos, rescatando el primer ejemplo documentado de un hombre diciéndole a una mujer que se calle. Se constata en la Odisea de Homero (de eso hace casi tres mil años). Ella lo describe así:

Cuando Penélope desciende de sus aposentos privados a la gran sala del palacio se encuentra con un aedo que canta, para la multitud de pretendientes, las vicisitudes que sufren los héroes griegos en su regreso al hogar. Como este tema no le agrada, le pide ante todos los presentes que elija otro más alegre, pero en ese mismo instante interviene el joven Telémaco: “Madre mía, vete adentro de la casa y ocúpate de tus labores propias, del telar y de la rueca. El relato estará al cuidado de los hombres y sobre todo al mío. Mío es, pues, el gobierno de la casa”. Y ella se retira a sus habitaciones del piso superior (15).

Desde La aldea maldita, una  de  las  joyas  de  nuestra  cinematografía,  estrenada en 1929[4]  ̶ cuando aún no se había producido en España el salto a las producciones sonoras ̶  hasta La isla mínima, en 2014, vamos a poder constatar la indefensión psíquica, física, política y cultural que secularmente han sufrido las mujeres. Es casi un siglo de nuestra propia historia y, como planteaba el redactor de Tierra y Libertad en el artículo ya citado, “Propagar un credo, divulgar una actuación digna […] no es inmodestia ni afán de personalidad; es una necesidad de la hora…”; si bien, en el que caso que nos ocupa, este deseo no está asociado a la hora y al momento terrible de la Guerra (in)Civil y al temor de perder la joven democracia, sino a otra justicia más global y perseverante en la historia humana como es el rescate de la voz de las mujeres, y para ello nos planteamos este rescate a través de uno de los medios más eficaces de propaganda. Porque el cine, el cinema, también es un arma, “un arma de lucha”, como lo define otro cineasta luchador, Ángel Lescarboure para quien su fuerza sugestiva, innegable [además] “remueve las conciencias hasta sus fundamentos (…) educa a las multitudes dotándolas de voluntad de crear, de moverse en el plano social”[5].
El cine, pues, merece toda nuestra atención para intentar comprender su repercusión a nivel social, cultural o ideológico, seduciendo a las masas por medio de lemas. Existe un buen número de ejemplos que avalan el hecho. De uno a otro extremo ideológico los líderes políticos no han dudado en dar al cine importancia capital: la Alemania nazi de Hitler, a través del todopoderoso Goebbels, Ministro de Propaganda, creando un elaborado sistema de propaganda; la Italia fascista de Mussolini, perfecto ejemplo de macho “Alfa”, misógino y machista. A su autoría debemos frases inequívocas tales como [que] “A una mujer no se la puede amar profundamente más de tres meses”; o de mayor “intensidad”, como esta otra: “A las mujeres, bastonazos e hijos”. Su lema más famoso fue la cinematografia è l’ arma piú forte. En esta batalla por la propaganda, los norteamericanos, por su parte, no dudaron en hacer del cine su más eficaz altavoz. El director de cine Frank Capra, por ejemplo, fue el encargado de realizar entre 1942 y 1945 una serie de siete películas tituladas Why we fight (Por qué luchamos), para explicar tanto a civiles como a las tropas norteamericanas las razones de la intervención en Europa: “Creo que fueron eficaces para decir a los soldados por qué iban de uniforme y por qué intentaban hacer un poco mejor el mundo en que vivían”, recordaba Capra en una entrevista. En el otro extremo ideológico, la Unión Soviética utilizará desde sus inicios el cine como arma de propaganda. En el verano de 1936, iniciada la Guerra Civil, se dio instrucciones a los cámaras Roman Karmen y Boris Makasséiev de acudir al frente norte republicano, concretamente a Gipuzkoa. Y es que, como afirma Roland Joffé, el cine “es un medio para cambiar el mundo”.
Desde un punto de vista metodológico hemos agrupado la relación de películas propuestas siguiendo un criterio cronológico, con producciones españolas como La aldea maldita (1929), Calle Mayor (1956) y La tía Tula (1964). Tres títulos, tres dramas, y un cuarto:  El certificado (1969) que, irónicamente, ha sido encuadrado en el género “comedia”[6]. Todos ellos, si bien con distinta factura y con varios decenios de diferencia cronológica en sus estrenos, introducen a los espectadores y ponen el foco en la persistencia de la subordinación, el ninguneo y la doble moral sexual en un contexto que abarca los prolegómenos de la Segunda República, como es el caso de La aldea maldita, y las décadas de 1950 y 1960 durante la dictadura franquista de las restantes citadas.
Continúa la relación con títulos como Solas (Benito Zambrano, 1999); Sólo mía (Javier Balaguer, 2001); Te doy mis ojos (Icíar Bollaín, 2003) y Princesas (Fernando León Aranoa, 2005), cuatro dramas, mayoritariamente realizados al albor del nuevo siglo, que identificamos con el “in crescendo” de la misoginia machista. Finalizamos la selección con títulos donde la progresión culmina, finamente, con el asesinato de sus protagonistas. Son dramas como Pim, pam, pum, ¡fuego! (Pedro Olea, 1975) y Ágora (Alejandro Amenábar, 2009) (donde se mezclan historia, biografía y romance) y los Thriller Tesis (Alejandro Amenábar, 1996) y La isla mínima (Albert Rodríguez, 2014), el primero mezclado con misterio y el segundo con trama policial.

REFLEXIÓN FINAL

Todos los títulos analizados envían un mensaje claro: hay un tipo de violencia que se enfoca sobre las mujeres y que tiene unos mecanismos sociales que lo están ayudando a mantenerse. No es casualidad, no son episodios aislados, no se trata de personas con desequilibrios mentales, como alguien ha escrito, sino la máxima expresión del machismo, estructuralmente acomodado en buena parte de nuestra sociedad, y que es fruto del patriarcado que gobierna el mundo porque, no nos olvidemos, que esta lacra se ceba tanto en nuestro “Primer Mundo” como, especialmente, y con mayor rigor, en países denominados como “Tercer Mundo” con lapidaciones, muertes por “honor”, mutilaciones genitales, ventas de niñas, matrimonios acordados, violaciones sistemáticas durante conflictos armados… Muchas de estas aberraciones han sido trasladadas al cine internacional en producciones, entre otras, como La verdad de Soraya M. (Cyrus Nowrasteh, 2009), sobre el caso real de una chica iraní, lapidada tras haber sido falsamente acusada de adulterio por su marido o La teta asustada (Claudia Llosa, 2008), producción peruana nominada a los Oscar, sobre una mujer que, siendo niña, adquirió miedo a la violencia sexual que la generación de su madre sufrió durante la época de guerra en Perú, cuando las mujeres eran violadas como forma de represión[7]. Otro tipo de lucha, esta vez política, por su derecho al voto, se puede apreciar en la producción Sufraguette (2015), con guion de Abi Morgan y dirección de Sarah Gavron. Son solo unos ejemplos.
El repaso de estas 12 películas propuestas, producidas en nuestro país en un espacio cronológico de casi un siglo, evidencia la vigencia de esta violencia machista y refleja diferentes formas de violencia que las mujeres del mundo sufren a diario en muy diferentes situaciones, así como el cuestionamiento, la sospecha y la presunción de “culpabilidad” hacia cualquier mujer que se atreve a denunciar cualquier caso de violencia porque, como afirma la conocida columnista y escritora feminista (firma bajo el pseudónimo de “Barbijoputa”): [que] “Hagamos lo que hagamos las mujeres, siempre será cuestionado. Y juzgarnos a cada paso es una herramienta de control de este sistema que, no lo olviden, nos sigue matando”.
Son muchos las películas que continúan reflejando “micros” y “macro-machismos”. La lista es interminable y sólo apuntamos un par de títulos de habla española: Las elegidas (David Pablos, 2015) filme mexicano que muestra una realidad como es la trata de mujeres y menores o la española Evelyn (Isabel de Ocampo, 2011) que aborda este mismo tema y que tiene como protagonista a una inmigrante que viaja a España a buscar un trabajo, pero acaba siendo engañada y se convierte en esclava de unos proxenetas.
No es el mítico Sísifo quien sostiene el “peso del mundo”, somos las mujeres, cada vez que nos vemos sometidas a la violencia de los hombres que dicen querernos… Pero, ¿por qué tanta violencia? La investigación feminista lo achaca al miedo ancestral del hombre ante el enigma del eterno femenino. Un eterno personalizado en mitos como Salomé, Judit, Salambó, las Sirenas… y también en personajes, mitos más cercanos como los que inspiraron al Romanticismo para dar vida a la “Carmen” publicada en 1845 por Próspero Merimée o la “Conchita” de Pierre Louys (mitos hispanos de autoría gala) este último basado en su obra La Femme et le pantin (1898), por poner un par de ejemplos. Ambos tienen como cuna y escenario de sus andanzas la embrujadora Andalucía, tan atractiva para aquellos viajeros extranjeros del XIX que la visitaron, y como protagonistas dos mujeres, dos cigarreras sevillanas, si bien muy distintas, en cuanto a cómo vivieron su sexualidad con los hombres y en cómo se resolvió su existencia.
Elizabeth B. Grimball (1875-1953), una de las cineastas pioneras afirmaba en una entrevista publicada en 1924: “[el cine] es un juego de hombres, pero eso no me impedirá jugar” (BALLESTEROS 2017). Un ejemplo de la exclusión a la que se han visto sometidas las mujeres, cuando estas quieren participar en actividades exclusivas de los hombres. Lo cierto es que nuestra historia, la historia de las mujeres, hasta hace relativamente pocos años, había quedado al margen. La profesora Margarita Sánchez Romero, especialista en Prehistoria, arqueóloga e investigadora feminista afirma que “la microhistoria tiene como meta principal la de buscar una descripción más realista del comportamiento humano”.
De nuevo “la fuerza de los mitos sociales sobre los sexos” traídos a través del Arte, del “Séptimo Arte” que la sociedad ha visto nacer, crecer y multiplicarse en un proceso lento, con luces y sombras, con defensores y detractores, juicios y polémicas, un fenómeno que, imparable, ha trascendido hasta nuestros días.




[1] Pierre Bourdieu (1930-2002). Ha sido uno de los más destacados representantes de la sociología contemporánea. Influenciado por Michel Foucault, Karl Marx o Émile Durkheim, es considerado como uno de los más destacados representantes de la sociología contemporánea.
[2] “A Circe cinemática” Francisco Ayala García-Duarte (Granada, 1906 - 2009) fue un escritor, narrador, novelista y ensayista, además de traductor, además de un entusiasta defensor de este “nuevo arte” recién incorporado a nuestra cultura.
[3] Tierra y libertad (16 de agosto, 1936, p. 6).
[4] Bajo la misma dirección de Florián Rey, se estrena una nueva versión en 1942, esta vez con Florencia Bécquer (Acacia), Julio Rey de las Heras (Juan de Castilla) y Alicia Romay (Luisa), entre otros, actores de la época, además de los lógicos cambios argumentales que requería el contexto de la dictadura.
[5] Importancia del cinema en la Revolución, Solidaridad Obrera, (2 octubre 1936).
[6] Cf.: IMDB (Base de Datos Internacional de Películas). De esta fuente, y de FILMAFFINITY, son los datos técnicos de las películas tratadas.
[7] También ocurre y ha ocurrido en todos los países, como ocurrió durante la Guerra Civil española como un medio de castigo hacia los republicanos.
 


Aforo: 55 asistentes